Pilates en maquinas

Bienvenidos a Pilates en maquinas

Si nunca has realizado Pilates, comenzar practicando con máquinas de Pilates es la mejor forma de hacerlo. Es la forma idónea para llevar a cabo una toma de contacto con el método, puesto que los grupos de alumnos son muy reducidos y las máquinas te asisten en los movimientos.

En el caso de sufrir una lesión o patología, el practicar con máquinas de Pilates nos permite realizar los ejercicios de manera menos exigente, ya que permite adaptar cada uno de los ejercicios a nuestras necesidades de momento.

Esto se consigue gracias a que las máquinas de Pilates cuentan con muelles, barras, cuerdas y poleas, mediante las cuales podemos variar los ángulos y direcciones de las fuerzas, aumentando la resistencia que se opone a los ejercicios.

Otra de las ventajas es que abre un mundo de posibilidades, en cuanto a realizar innumerables  ejercicios, el repertorio de ejercicios de Pilates máquinas es inmenso.

La siguiente ventaja está relacionada con una de las principales causas por la que la gente recurre al Pilates: el dolor de espalda.

 

Realizar Pilates con aparatos nos permite trabajar tanto la articulación como fortalecer la musculatura de la espalda, corrigiendo la postura y adoptando una mejor.

 

Con el Pilates Máquinas se consigue una mayor especialización e individualidad en los ejercicios. Como ya hemos mencionado, el repertorio de Pilates Máquinas es inmenso, así que el profesor puede escoger los ejercicios más indicados para ese alumno o grupo de alumnos. Atendiendo las necesidades individuales, lo que llevará a conseguir tus objetivos.